Para estas Navidades qué mejor que regalar un sueño

Para estas Navidades qué mejor que regalar un sueño

por Amparo Botella Moreno

Soy una gran admiradora de las mujeres valientes, mujeres que son capaces de convertir sus sueños realidad. Eleonor Rossevelt ya lo dijo:

«El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños»

Un ejemplo de mujer emprendedora lo encontramos en Cristina Rodríguez, creadora de la marca vinícola M de Alejandría. Hace algo más de un año tuve la ocasión de charlar con ella y me contó que cada año por Navidades un buen amigo de su padre, les regalaba una botella de vino elaborado por él. Año tras año, aquel momento fue dejando huella en ella. Soñaba en que algún día ella también podría producir un buen vino y sentir el placer de compartirlo con personas especiales en Navidad.

Desde hace cuatro años, Cristina se ha volcado de lleno en la producción de su propio vino.

M de Alejandría. Un sueño hecho realidad.

Durante estos años, Cristina se ha enfrentado a dificultades de todo tipo, no tenía experiencia en la agricultura, sin embargo el amor por la tierra que su padre le inculcó y, una ilusión que nunca terminó de desaparecer, fueron las semillas que todo sueño necesita para llegar algún día a convertirse en realidad. Cristina supo rodearse de personas con experiencia y que amaban lo mismo que ella.

Llegó el año 2017 se presentó la primera cosecha de M de Alejandría.

 

Finalista de la segunda edición del concurso ‘Desafío Mujer Rural’

Cristina Rodríguez Vicente resultó finalista de la segunda edición del concurso ‘Desafío Mujer Rural’ con “M de Alejandría”. El concurso está dirigido a mujeres emprendedoras del mundo rural de toda España. Mujeres que, con sus proyectos, contribuyen a poner en valor zonas y productos rurales.

Un centenar de mujeres participaron este año. La selección que se realizó durante meses concluyó con la elección de las cinco finalistas que tuvieron que han superar cuatro fases en las que se valoraba la solidez del plan de empresa. M de Alejandría fue uno de los proyectos finalistas. «Desafío Mujer Rural», promovido por el Instituto de la Mujer en colaboración con la Escuela de Organización Industrial, resultó ser un gran impulso para este proyecto.

2018, su segunda cosecha

Este año 2018 Cristina ha lanzado su segunda cosecha de vino de hielo dulce de Teulada con previsiones de aumentar la producción.

«2018 ha sido un buen año y, si todo va bien, tenemos previsto aumentar la producción»,

explica Cristina Rodríguez