Leonardo Da Vinci, eje transversal del taller de verano para niños

Leonardo Da Vinci, eje transversal del taller de verano para niños

257 niños y niñas participan en el taller de verano que ofrece el Ayuntamiento de Xàbia

80 de los menores matriculados disfrutan de beca para comedor

El Ayuntamiento de Xàbia, a través de las concejalías de Servicios Sociales y Educación, ofrece desde la primera semana de julio el taller de verano 2017, una actividad socioeducativa para los niños y niñas del municipio que quieran pasar sus vacaciones de forma constructiva.

El taller empezó el lunes con 257 participantes divididos en dos grupos; unos tienen como sede de sus actividades el colegio Port y los otros el Graüll.

Desde el departamento de Servicios Sociales, que dirige Pepa Gisbert, se han aprobado un total de 112 becas de ayuda a la matrícula de esta escuela de verano y a parte, 80 de los asistentes tienen también una beca de comedor, todas subvencionadas por la conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas.

Otra de las ayudas públicas ofrecidas desde el Ayuntamiento a los inscritos en estos talleres, que desarrolla “AUCA projectes educatius”, está dirigida a que el grupo de niños y niñas con necesidades educativas especiales tengan el apoyo necesario a través de monitores que les aseguren una atención de calidad a lo largo de los dos meses que duran los talleres.

En cuanto al contenido de las actividades, este mes de julio se trabajará alrededor de la figura de Leonardo Da Vinci y su repercusión en su época como eje transversal. Agosto tendrá un aire más aventurero bajo el lema ‘Las aventuras de Guille el explorador’.

Durante el verano actividades los niños también aprenden. Eso sí, de otra manera. Las escuelas de verano deben ser un espacio lúdico, basado en la educación en valores. El aprendizaje, desde la perspectiva del ocio educativo, es posible.

Los padres y madres muestran preferencia porque el tiempo de ocio de sus hijos o hijas se combine con algún tipo de aprendizaje que repercuta en su formación posterior, bien sean idiomas, deportes o ciencias.

En su mayoría, los progenitores suelen reservar el mes de agosto para compartir las vacaciones en familia, mientras que en julio confían en las escuelas o los campamentos de verano para que los niños empiecen a disfrutar y aprovechar de su tiempo libre.

Aquí es donde las escuelas de verano juegan un papel importante, ya que cada vez más incorporan más propuestas adaptadas a las necesidades de ambos públicos.

Beneficios de las escuelas de verano

En estos espacios los niños no solo se divierten, sino que también aprende a compartir, a respetar y muchos valores más. Pero, sobre todo están atendidos mientras que papá y mamá desarrollan su actividad laboral.

  • Diversión continúa

Las escuelas de verano ofrecen múltiples actividades lúdicas para que los niños disfruten sin parar.

  • Aprendizaje basado en la experiencia

Los pequeños aprenden a base de probar y comprobar por sus propios medios.

  • Nuevas amistades

Los niños conocen y se relacionan con otros niños de su edad, creando nuevas amistades y mejorando, por ende, su sociabilidad.

  • Evita el sedentarismo

Estas actividades evitan que los niños caigan en el aburrimiento y estén sentados frente a la tele o el ordenador todo el día.

  • Disfrutar de la naturaleza

Muchas de las actividades de las escuelas de verano se realizan al aire libre, propiciando el contacto con las plantas y los animales, estimulando su crecimiento.

  • Practicar deporte

Es una buena forma de mover el cuerpo con nuevos ejercicios de forma divertida. Quizás de este modo los niños puedan descubrir una nueva vocación deportiva de por vida.

  • Reforzar los conocimientos adquiridos en el colegio

En las escuelas de verano se refuerzan los conocimientos adquiridos en el curso escolar anterior, esto les hará adquirir con mayor facilidad los objetivos del nuevo curso.

En los últimos años la oferta de escuelas de verano ha crecido vertiginosamente. Ya podemos encontrar escuelas de verano de cualquier temática y aptas para cualquier bolsillo.

Para este año, Auca presenta su Escuela de Verano los “Aprendices de Leonardo”. Los pequeños vivirán cada semana una nueva aventura con Leonardo y sus ayudantes, los hermanos Pietro y Raffaella, con temáticas como el arte, la música, la ciencia o la tecnología. Además, diariamente se dedicará un tiempo a jugar en inglés.